¿Un hospital jesuita, en serio?

2019-04-18_bon-samaritan_main-1280

Una de las pocas visitas que el Padre General hizo en el Chad, inmediatamente antes del del Triduo Pascual, fue al Complejo Hospitalario-Universitario Le Bon Samaritain (El Buen Samaritano), fundado en 1974 por el Padre Angelo Gherardi S.J., con un grupo de fieles y amigos reunidos en la Asociación Chadiana Comunitaria para el Progreso (ATCP). En este momento se ultiman los trámites para la colaboración con las Hermanas de la Caridad de Santa Juana Antida, ya presentes en el lugar. Acompañaban al Padre Gherardi cuando hizo la fundación con otros compañeros jesuitas, en los años 1990 y 1992. Entre 1989 y 2015 la ATCP llegó a abrir nueve centros de salud en el país. El propósito del trabajo es “ofrecer una atención de calidad a la población del Chad, así como un marco de estudio, formación y educación a los estudiantes, especialmente a los más desfavorecidos de las zonas rurales y urbanas”. En 2004 se inauguró una Facultad de Medicina en N’Djamena, en 2007 el Hospital Universitario del Buen Samaritano, y en 2008 una Escuela de Enfermería.

El trabajo del Padre Gherardi con la ATCP está funcionando bastante bien gracias al apoyo de muchos socios, incluido el Gobierno de Chad. El beneficio para la población local es significativo. Con la avanzada edad del fundador y la necesidad de asegurar la continuidad de esta obra de la Compañía, el 27 de septiembre de 2015 Le Bon Samaritain pasó a estar bajo la dirección de la Provincia de África Occidental, con las secciones mencionadas y el Hospital de Goundi en el sur del país. Hasta la fecha, según el actual Director, el CHU-BS reúne a unos 300 profesionales en los dos sitios de N’Djaména y Goundi. Médicos generalistas, enfermeras, parteras, médicos de diversas especialidades (cirugía, pediatría, ginecología, etc.) que ponen a disposición sus competencias para responder a las necesidades de las poblaciones vulnerables. A esto hay que añadir unos 50 estudiantes de medicina y 170 de enfermería. El complejo está en relación con varias universidades: la Pontificia Universidad de Chile, la Universidad de Reims en Francia, el Hospital Universitario Puerta del Mar en Cádiz, España, así como otras universidades y estructuras de formación en España y Líbano.

2019-04-18_bon-samaritan_hospital

El Padre Gherardi y sus colaboradores de ATCP no emprendieron este trabajo sin vacilación ni discernimiento. La Compañía no tiene la misma cualificación que, por ejemplo, los religiosos Camilianos para hacerse cargo de una capellanía hospitalaria o para la gestión de los hospitales. ¿Por qué acordamos ahora recuperar el Buen Samaritano? Significaba preocuparse por ser fieles a las poblaciones chadianas, una preocupación tan presente entre los primeros misioneros del país, en diálogo con la Curia. “La opción preferencial por los pobres” ¡obliga! Con el hospital, la formación para la salud a la población se impartía gracias a una mayor disponibilidad de personal cualificado. Harvard nació de una escuela de teología: Quién sabe lo que puede salir de la Facultad de Medicina de Le Bon Samaritain. Hemos entrenado a algunos jesuitas en el campo de la salud, y a estos les seguirán otros.

La visita del Padre General servirá también para acercarlo más a la realidad local, y hacer que pueda ayudarnos mejor en nuestro discernimiento apostólico sobre este aspecto social de nuestro proyecto de Provincia.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas