Yousef dejó su país y su violencia en búsqueda de una vida mejor para su familia

¿Cuántos de nosotros tenemos la oportunidad de acercarnos a una familia de refugiados? En el amplio círculo de la Compañía de Jesús, conocemos el JRS (Servicio Jesuita a Refugiados) y apoyamos su misión. Pero la conciencia de la situación de los refugiados toma forma y rostro cuando llegamos a conocer individualmente a personas que han tenido que dejarlo todo para abrirse un porvenir.

Para la preparación de la renovada página web de la Compañía de Jesús, nuestro webmaster necesitaba ayuda. Una organización le sugirió que ofreciera un contrato a Yousef Saghir, cristiano sirio de Alepo, una ciudad de la que más del 80% ha sido destruido por la guerra. Lo encontramos en su casa, con su esposa Georgina, sus dos hijos (Antony de 9 años y George de 5) y su madre. Dejémoslo hablar.

Se había vuelto cada vez más difícil vivir en Alepo, moverse con seguridad. Después de tres años viviendo en medio de la guerra, elegimos huir al Líbano. Antony había nacido en Aleppo y mi esposa estaba embarazada cuando huimos al Líbano; ahí nació George. Era entonces fácil entrar en el Líbano; una tarjeta de identidad bastaba. Le propuse a mi madre que también viniera porque mi padre había muerto en 2007.

2020-07-02_yousef_portrait

Otra razón para abandonar mi país era que la fábrica para la producción de pequeñas lámparas que mis dos hermanos y yo, junto con mi padre, habíamos construido, había sido bombardeada y destruida dos veces cuando el Grupo del Estado Islámico tomó la ciudad y sus alrededores. Fabricábamos principalmente lámparas de cabecera. Hice el diseño por computadora. Teníamos un gran número de modelos, pero especialmente lámparas en forma de estatuas. Ya no teníamos los medios para reconstruir en el contexto de la guerra y nos vimos reducidos a vivir de la caridad; el JRS nos ayudó en esa época. También tuvimos contacto con jesuitas como el P. Sami Hallak, que es muy conocido por la ayuda que él y los jesuitas daban a familias necesitadas en Alepo.

Nos exiliamos en el Líbano con casi nada. Pude trabajar en un monasterio, San Antonio, donde un sacerdote me puso en contacto con el proyecto “Pasillo Humanitario” de la comunidad de San Egidio (en Roma). Todavía había plaza para una familia y eso nos permitió venir a Italia.

Pero Italia no es un país fácil para encontrar empleo. Llevamos aquí cuatro años y no he podido encontrar un trabajo estable. Sólo contratos temporales. Mi esposa, que es economista pero que en realidad enseñaba matemáticas en Siria, tampoco ha podido conseguir un trabajo. Además, en 2019, hice un curso de programación con una organización llamada “Codifica tu futuro”. Lo terminé en enero pasado. Una de las facilitadoras, que está conectada con Cáritas, me puso en contacto con su webmaster, Stefano Maero. Después de una reunión por Skype, él me dijo unos días después que yo estaba contratado.

2020-07-02_yousef_family

El trabajo ha implicado la transferencia y codificación de grandes cantidades de contenido de las dos páginas web de la Curia de la Compañía de Jesús a una única página más moderna. Me he encargado de transferir un gran número de artículos de noticias y también el archivo de los santos y beatos de la Compañía. Uno de los desafíos que afronté, y para el cual Stefano me ayudó mucho, fue la actualización del archivo de los santos. A veces faltaban datos y tenía que completar el archivo buscando en Internet. ¡No sabía que había tantos santos jesuitas!

Otra cosa que me llamó la atención cuando leí tantos artículos sobre los jesuitas fue el trabajo del Padre General. No tiene una vida fácil: visita a sus compañeros y proyectos que ayudan a la gente necesitada en todo el mundo. Apoya el compromiso de los jesuitas en todas partes y eso es un gran desafío.

Nuestra visita a la familia Saghir fue un momento de alegría para ella. Pero la sombra de encontrar un nuevo domicilio - su apartamento se vende y deben irse - es una gran preocupación para Yousef. Sin un trabajo estable, los arrendatarios no aceptan alquilar. Tal vez algún lector de este artículo tenga una idea de cómo ayudar a esta familia, ya sea en términos de empleo o de alojamiento...

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas