7 de Enero: ¡Es Navidad en el Oriente!

Por Germano Marani, SJ

“Cristo ha nacido!” “A Él damos gloria!” Así es el saludo de Navidad en Eslavia Oriental. La Navidad cae o bien el 25 de diciembre, o bien el 7 de Enero. La diferencia de fechas es debida al hecho que algunas Iglesias ortodoxas y greco - católicas utilizan todavía hoy el ‘calendario juliano’. El Papa Gregorio XIII modificó el antiguo calendario impuesto por Julio César (por eso es llamado ‘juliano’), y los días entre el 5 y el 14 de octubre del año 1582 fueron cancelados a causa del cómputo científicamente puesto al día. En consecuencia y por un cálculo que tiene sus complicaciones, la fiesta de Navidad fue adelantada al 25 de diciembre, aunque para muchas iglesias la Navidad continuó siendo el 7 de Enero.

Para ellos, el ayuno llamado ayuno de Felipe,Filippovka, (ya que comienza después de la memoria de San Felipe Apóstol) y la oración duran 40 días y prevén la abstención de carne los miércoles y viernes, aunque algunos se abstienen durante toda esa cuaresma de Navidad. El día de la Víspera, el ayuno es más severo: para los adultos prevé o bien ayuno total o bien pan hervido y fruta. Se termina en el momento de la aparición de la primera estrella en el cielo con la entrada en la iglesia y el beso al icono de la Natividad. “Ha llegado una alegría que nunca había ocurrido sobre un pesebre, es una estrella resplandeciente que ilumina todo el mundo” (Cf canto tradicional), “la alegría del nacimiento en el seno de una mujer (una de nosotros) de Aquel a quien el cielo no puede contener”.

La cena de la Víspera ofrece 12 platos tradicionales (tantos como los Apóstoles y los meses del año) de verduras y pescado. El pater familias con agua bendita asperge el patio y la casa, habitación por habitación e invita a sentarse a la mesa después de haber rezado el padrenuestro, una oración a la Madre de Dios y de haber encendido las velas. El plato más tradicional, la Kutya,es a base de trigo hervido y sa zonado con miel, nueces, pasas y semillas de amapola. Una cestilla de Kutya está reservada para los muertos que ya no están, pero podrían participar en la fiesta. La kutya tiene paralelismos evidentes con la Kolliva griega (trigo hervido en agua, cocido en miel) en honor a los muertos. Otro plato típico pero no exclusivamente ucraniano son los ravioles (Varenichki) rellenos de diferentes maneras: patatas y hongos y otros ingredientes. Y siempre de víspera se preparan los platos de la comida del día de Navidad, a base de carne a causa de la fiesta. El pan de Navidad se tuesta en un horno de leña, si es posible, junto con los mejores dulces.

2021-01-07_eastern-xmas_carols

Al final de la cena, después de la acción de gracias, se deja libres a los niños para que vayan a cantar villancicos a las familias de vecinos y conocidos. Cantan “koliadas” (o Koliadky), cánticos de Navidad de tradición antigua, entonados o bien durante la Cena Sviati Vecher (la Santa Cena) o bien precedentemente en la Iglesia entre los Maitines y la Liturgia Divina (la Santa Misa). Los padres y abuelos se quedan en casa para acoger a los otros niños que vendrán a cantar y repartirles bizcochos. Los cantores narran el nacimiento de Jesús y formulan los mejores deseos para el Año Nuevo, dirigiéndose al jefe de la casa. Con los cantos, se lleva en procesión una cometa, una campanilla acompaña con su ritmo, van vestidos de ángeles, de pastores y de Magos, pero también de diablos, de soldados, de viejos que quieren acallar los cantos: personajes de las creencias y los cuentos de hadas populares eslavos y nórdicos que vuelven a vivir hazañas increíbles transmitidas a través de los abuelos.

La mañana de Navidad, todos van a la Iglesia para participar en la Liturgia Divina. En el caso que el clima sea demasiado frío, en el interior de la Iglesia, se lleva a cabo una pequeña representación de la Navidad. Además, después de la comida, los padres dan la vuelta a parientes y amigos para intercambiar los buenos deseos cantando con entusiasmo los villancicos. Las fiestas de Navidad continúan con las festividades de los tres Jerarcas (Basilio, Gregorio el teólogo y Juan Crisóstomo), con el bautismo del Jordán en el cual la bendicion del agua de las fuentes de las plazas de los pueblos o en las iglesias tiene un gran éxito si bien a la iglesia no se va a menudo.

Aunque no exclusivamente, en Rusia es muy popular bucear en el agua helada entrando por una apertura abierta en el hielo en forma de cruz: es en recuerdo del Bautismo de Cristo y del bautismo de los creyentes. Es la fiesta de la Jolka: alrededor del árbol de Navidad preparar el día de Año Nuevo para las iglesias que siguen el calendario juliano y está decorado con guirnaldas luces y dulces. Allí se reúnen para cantar y contar y así festejar juntos la Navidad. El pesebre (Vertep) se está poniendo de moda también en algunos países ortodoxos o católicos de tradicion bizantina. Por ejemplo, es nueva la exposición de belenes creados porniños que tiene lugar en Navidad en la Catedral Ortodoxa de Cristo Salvador en Moscú donde se guarda un pesebre napolitano donado hace algunos años. Los amigos invitaron - este año solamente en fotografía - los pesebres realizados por niños de la escuela elemental y de las clases de catecismo de Mantove e Roma (Italia).

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas