Las siete últimas palabras de Cristo

Viernes Santo: parar, meditar, rezar.

¿Por qué no aprovechar una hermosa tradición de la Iglesia iniciada en el siglo XVII por un jesuita de Perú? Considerar, uno a uno, los momentos en que, según los Evangelios, Jesús pronunció sus últimas siete palabras mientras estaba en la cruz.

Meditarlas llevando en la oración a quienes, en tantos países del mundo actual, sufren la injusticia, la sed, el aislamiento.

A Dios: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”

Al “buen ladrón”: “En verdad te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”

A María, su madre, “Mujer, ahí tienes a tu hijo”... y a Juan, “Ahí tienes a tu madre.”

A Dios, su Padre: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

A todos: “Tengo sed.”

Al mundo: “Todo está cumplido.”

A Dios: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.”

2021-04-02_holy-fri_mosaic
Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas