Trabajar por la Compañía de Jesús: para ver la mejor cara del mundo

En los últimos tres meses más o menos, la presencia de la Compañía de Jesús en el mundo hispanohablante a través de los medios sociales se ha fortalecido enormemente. Esto es gracias a la incorporación de un miembro al equipo de comunicaciones. Mikel Muñoz Bilbao trabaja a distancia desde Barcelona. Todos los días monitorea la actividad “jesuítica” en todo el mundo, especialmente en los países de habla hispana y portuguesa, y “alimenta” las cuentas de Facebook (@JesuitasGlobal) y Twitter (@JesuitasGlobal) del Departamento de Comunicaciones. Su nuevo trabajo, su misión de facto, lo ha transformado. Aquí está su testimonio.

Hace ya cuatro meses recibí un whatsapp de un amigo que me hablaba de una necesidad en la Compañía de Jesús. Querían lanzar las redes sociales en español y necesitaban a alguien que las gestionara. Poco más de una semana antes, había perdido mi trabajo en el sector del turismo debido a la pandemia. Ya sufría de tres semanas de confinamiento y la situación parecía que iba a durar, ¡así que me ofrecí a los jesuitas! Tras un proceso de selección precioso y honesto, en el que al acento estuvo en los valores y en la actitud, yo ya intuí que el espíritu ignaciano iba a estar presente en todo lo que seguiría.

Así, poco tiempo después, empezaba a trabajar para la Curia General de la Compañía de Jesús, como una suerte de Community Manager de Jesuitas Global para la comunidad hispanohablante. Esto significa que no tengo una Provincia o un territorio, una institución o una comunidad concreta que requiera de mi atención. Por el contrario, todo lo que hace cada Provincia, cada territorio, institución y comunidad es relevante cuando se trata de hablar de la misión de los jesuitas en el mundo. Y aquí viene lo mejor; os resitúo, llevábamos algo más de un mes confinados, los números eran abrumadores, dolorosos, todo parecían malas noticias y la sensación general era de pesadumbre y tristeza. Yo, sin embargo, que no llevaba más de una semana trabajando para la Compañía, descubrí que mi actitud hacia toda la situación de la pandemia estaba cambiando.

2020-06-30_mikel_social-es

Las cuentas de Facebook (@JesuitasGlobal) y Twitter (@JesuitasGlobal) del Departamento de Comunicaciones.

Cada día leía y publicaba noticias sobre lo que distintas fracciones de los jesuitas hacían en todo el mundo. Las situaciones eran igualmente dolorosas, y había que reivindicar la falta de recursos, el abandono sufrido por muchos sectores vulnerables, la situación de migrantes que sufrían el desplazamiento, la educación maltrecha, la sanidad sobrepasada, y un largo etcétera. Pero al mismo tiempo, leía y compartía acciones que, desde las distintas instituciones jesuitas, se estaban haciendo en cada uno de los países y Provincias, con cada uno de los sectores afectados.

Había cada día, por lo menos, una buena noticia, una muestra de entrega, de compromiso, una nueva iniciativa para estar ahí, con los más necesitados, una herramienta nueva para alcanzar al mayor número de personas posibles. Fue así como un día, hablando con un amigo que me estaba contando lo mal que estaba todo, me descubrí enfadándome por el pesimismo al que los medios nos estaban arrastrando, ya que resulta que yo estaba haciendo una apología de la humanidad. La situación difícilque vivíamos era una oportunidad para un despliegue fantástico de solidaridad y de recursos que ayudaban a los más olvidados.

Esto no es algo nuevo en la Compañía de Jesús. Siempre he tenido la sensación de que los jesuitas están ahí donde no llega nadie. Pero con esta pandemia, y en contraste a lo que estaba viviendo todo el mundo, yo tenía una especie de satisfacción, al saber que hay gente capaz de dejarlo todo, por algo más grande que uno mismo, y también más grande que cualquier situación.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas