El interés de San Ignacio por África

Una serie de blogs preparados por el ARSI (Archivo Histórico de la Compañía de Jesús, en Roma) en preparación del Año Ignaciano.

Por Festo Mkenda, SJ - Historiador

1. San Ignacio y Etiopía: La cuestión del Preste Juan

¿Qué sabía San Ignacio de Loyola (1491-1556) sobre África? Para los estándares de su tiempo, la respuesta debe ser: ¡mucho! En la introducción a la narración de la vida de Ignacio, Luís Gonçalves da Camara (1520-1575) nos da una pista del interés del santo por África y, más concretamente, por Etiopía. Entre los asuntos que hicieron que Ignacio aplazara su narración durante diecisiete meses, entre septiembre de 1553 y marzo de 1555, cuando se reanudó, estaba "la cuestión del Preste Juan". En aquella época, se entendía que el Preste Juan era el emperador de Abisinia, el territorio conocido en términos generales como Etiopía en las fuentes históricas.

El interés de Ignacio por Etiopía se debió en primer lugar a una invitación del rey Juan III de Portugal (1502-1557, r.1521-1557) para que los jesuitas fueran como misioneros a la región sobre la que reclamaba un cierto patrocinio. Las cartas e instrucciones que se conservan de Ignacio sobre la misión de Etiopía abarcan desde 1546 hasta 1555. Sus detalles manifiestan la importancia que el Fundador de la Compañía otorgaba a la primera misión africana que debía constituir. En una nota de 1546 a Juan III, Ignacio se ofreció personalmente para ir a Etiopía si no hubiera ningún otro dispuesto a aceptar el reto misionero.

La urgencia que Ignacio vio en la misión de Etiopía no surgió sólo de la invitación del rey portugués. Ignacio había adquirido un conocimiento considerable de los pueblos y culturas de Etiopía. Lo obtuvo de diversas fuentes, como los peregrinos etíopes a Tierra Santa y a Roma, los informes de viajes europeos, y las nuevas publicaciones que circulaban en Europa en aquella época. Además, lo más probable es que se haya reunido con Abba Tasfa Seyon Meheizo (c. 1510-1552), también llamado Petro el Abisinio, un conocido monje etíope de Debre Libanos que había estado viviendo en Roma desde 1536. Basándose en este conocimiento, Ignacio llegó a considerar Etiopía como una frontera misionera ideal para la que los jesuitas estaban hechos. No sólo estaba dispuesto a ir allí él mismo, sino también a flexibilizar la regla que había concebido para impedir que los jesuitas fueran obispos. Los tres primeros jesuitas elevados a la dignidad episcopal fueron los recomendados por Ignacio para la misión de Etiopía.

El primer grupo de misioneros para el país del Preste Juan partió de Lisboa en abril de 1555 bajo la dirección de João Nunes Barreto (c. 1510-1562), ahora consagrado como patriarca para Etiopía. Mientras Barreto nunca entró en Etiopía, cinco jesuitas dirigidos por el obispo auxiliar André de Oviedo (1518-1577) llegaron allí en marzo de 1557, más de siete meses después de la muerte de Ignacio.

Las instrucciones detalladas de Ignacio sobre la misión al Preste Juan son el mejor testimonio que tenemos del enfoque abierto del santo hacia las misiones transculturales. Aconsejó a sus misioneros que, entre otras cosas, "procedieran con dulzura y evitaran tratar a la gente con coerción". El sacerdote franciscano Charles Santis describe el conjunto de instrucciones de Ignacio para los primeros misioneros en Etiopía como "un documento fundamental, no sólo por su conocimiento preciso de la psicología oriental, sino porque manifiesta la suprema prudencia y discreción del santo."

2021-03-02_arsi1_ph1-1

Fig. 1.1: Un retrato de 2016 de San Ignacio de Loyola en la iconografía etíope, obra del artista jesuita Natnael Antonio Samson SJ (© Jesuit Historical Institute in Africa)

2021-03-02_arsi1_ph1-2

Fig. 1.2: Una "Descripción del Imperio del Preste Juan, es decir, de los Abisinios" de 1573, realizada por el famoso cartógrafo brabanzano Abraham Ortelius, 1527-1598.

2021-03-02_arsi1_ph1-3

Fig. 1.3: Pintura de mediados del siglo XVII de un artista anónimo que representa a San Ignacio de Loyola arrodillado ante el Papa Pablo III; se cree que la figura que está de pie en el extremo izquierdo detrás del Papa es Abba Tasfa Seyon Meheizo. (Cuadro conservado en la sacristía de la iglesia del Gesù de Roma)

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas