La Pontificia Universidad Gregoriana también “lanzó” el Año Ignaciano

La Universidad Gregoriana de Roma ha querido celebrar el Año Ignaciano con una jornada el mismo día de su apertura, el pasado 20 de mayo. El título que ha guiado las diversas intervenciones es el mismo lema del aniversario para todo el mundo: “Ver nuevas todas las cosas en Cristo”.

Tras el saludo del P. Rector y la presentación del Presidente del Instituto de Espiritualidad, el P. General Arturo Sosa se hizo presente –ya que se encontraba en Pamplona para la inauguración del Año Ignaciano, 500 años después de la herida de san Ignacio- mediante un vídeo en el que deseó que el encuentro con el Señor posibilite adquirir su mirada, la cual permitirá –como hizo el peregrino de Loyola- seguir el camino, que es Él mismo. Desde aquí podrán promoverse transformaciones personales e institucionales.

El Delegado del P. General para las Casas Interprovinciales de Roma, Johan Verschueren, animó a la Universidad Gregoriana a contribuir al aniversario practicando el discernimiento comunitario y la conversación espiritual, y dirigirse así hacia un modelo sinodal de Iglesia. Esta sería - para él - una buena comprensión de una conversión tanto individual como comunitaria.

2021-05-25_gregoriana_speaker

A continuación, el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Luis Ladaria, SJ, abordó el tema “La lucha interior y la conversión de Íñigo López de Oñaz y Loyola”. En su conferencia desarrolló en varios niveles el proceso de discernimiento de san Ignacio desde la herida de Pamplona hasta su muerte en Roma. Se trata, sucesivamente, del Ignacio peregrino, el fundador de la Compañía de Jesús y autor de las Constituciones de la Orden, su Prepósito General y el Ignacio romano que combina la redacción de unas 7.000 cartas con un Diario Espiritual que deja ver su faceta más mística. En su camino de conversión durante toda una vida rica y polifacética, destacó en él la presencia continua del magis, su inclinación progresivamente purificada al cumplimiento de la voluntad de Dios, y la orientación de su vocación y del carisma de la Compañía de Jesús hacia la “ayuda a las ánimas”.

Por la tarde, el Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el cardenal Marcello Semeraro, ofreció la conferencia titulada “La santidad: discernir la presencia de Dios y encontrarlo en todas las cosas”. Se centró en los deseos de búsqueda de Dios presentes en san Ignacio, igual que en todos los grandes autores espirituales y santos en sus respectivos caminos de santidad. Recalcó cómo se trata de una búsqueda discernida de la voluntad de Dios, que es posible encontrar. Se refirió también a diversas partes de los Ejercicios espirituales y su culminación en la “Contemplación para alcanzar amor”. Recordando al papa Francisco, hizo notar la importancia de preguntarse siempre a qué Dios se quiere buscar y encontrar, para lo cual resulta imprescindible el discernimiento como condición de que se podrá hallar su presencia en todo.

Cerró el acto el Prof. Emilio González Magaña, SJ, indicando cómo san Ignacio es un testigo fiable de búsqueda de Dios para quien quiera ordenar su vida, tal como apunta el libro de los Ejercicios.

Con esta colaboración en la apertura del Año Ignaciano, la Pontificia Universidad Gregoriana ha desempeñado el papel específico que le corresponde de poner su carisma de liderazgo en el apostolado intelectual al servicio de la Compañía de Jesús y de la familia ignaciana en la Iglesia.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas