El cristianismo social en Quebec, animado por el «Centre justice et foi» desde hace 40 años

Por Élisabeth Garant

En la década de 1980, al desaparecer las actividades vinculadas al Institut social populaire (Instituto social popular), que era la antigua École sociale populaire (Escuela social popular, creada en 1911), un grupo de jesuitas relanzó un proyecto de centro de estudios, investigación y análisis social, en torno a la revista Relations (fundada en 1941), a una biblioteca creada en 1945 y llamada a convertirse en un centro de documentación sobre cuestiones sociales y a unos debates públicos conocidos como Soirées Relations (Veladas de Relations). Así nació el Centre justice et foi (CJF - Centro Justicia y Fe) en 1983.

A partir de 1985 se empezó a desarrollar una nueva vertiente de actividades, dedicada a las cuestiones de inmigración y pluralismo, fruto de un discernimiento proféticode los fundadores del centro social. Este sector del CJF, hoy llamado Vivre ensemble (Vivir juntos), ofrece unos conocimientos únicos para acompañar a la Iglesia y a la sociedad de Quebec ante los desafíos provenientes de la hospitalidad, así como de la creciente diversidad cultural y religiosa.

2021-06-22_annuario-126_group

Una encrucijada donde reflexionar, comprometerse y celebrar

Una de las dimensiones que constituyen la originalidad del Centre Justice et Foi es el hecho de que, desde su creación, ha sido siempre un espacio intermedio de reflexión y de compromiso social, que permite el encuentro y la fecundación mutua de los saberes académicos y comunitarios. Desde hace más de 35 años se han organizado unos 300 debates públicos (Soirées Relations) en Montreal, pero también en otras regiones de Quebec, sin contar los cerca de 40 seminarios, clubes de lectura, sesiones de verano, jornadas de estudio y coloquios, en los que han participado ponentes de varios sectores de la sociedad para debatir juntos sobre temas fundamentales.

A través de sus tomas de posición y sus actividades públicas, el CJF es un actor original y respetado en la escena social y eclesial. En un momento de reducción de los espacios que favorecen el mantenimiento y el desarrollo de una sociedad y una Iglesia solidarias, su equipo sigue animando debates ciudadanos en los que todos, más allá de sus creencias o convicciones personales, están invitados a movilizarse en nombre de la justicia, del bien común y de la dignidad humana. El CJF es portador de una reflexión original sobre lo religioso y la trascendencia en un contexto secular, reflexión que pocos organismos en Quebec consiguen hacer oír.

El CJF reúne también a los cristianos y cristianas comprometidos socialmente, tanto para momentos de reflexión como de celebración. Es un lugar de encuentro entre creyentes de diferentes tradiciones religiosas y también anima, desde hace tres años, el grupo Maria’M: un diálogo feminista entre cristianas y musulmanas que constituye un proyecto inédito.

2021-06-22_annuario-126_sun

Contribuciones significativas a la sociedad de Quebec

Desde su fundación, el CJF ha sido un actor importante en los numerosos debates de la sociedad quebequesa, aportando varias contribuciones notables para impulsar la evolución de las políticas públicas y de las mentalidades. Testimonio de ello son los dos ejemplos siguientes.

Hace 30 años, la revista Relations denunciaba el empobrecimiento de Quebec y la disparidad creciente entre sus regiones en un reportaje impactante titulado «Le Québec cassé en deux»(Quebec partido en dos). Tras esta publicación, el CJF organizó un recorrido por las regiones para movilizar a numerosas organizaciones y ciudadanos con el fin de denunciar esa situación inaceptable. La iniciativa obligó al gobierno a revelar informaciones sobre las desigualdades regionales e hizo que algunos responsables políticos se tomaran en serio ciertas reivindicaciones populares.

En marzo de 2013, Vivre ensemble proponía una jornada de estudio sobre la islamofobia. Este fenómeno, denunciado y documentado a nivel internacional, estaba ausente de los debates públicos en Quebec. El equipo del CJF se preguntó por las particularidades de su aparición en nuestro contexto. Para denunciar los mecanismos de exclusión operantes y para salir de las falsas representaciones que alimentan esa islamofobia, se creó seguidamente un reportaje fotográfico, titulado «QuébécoisEs, musulmanEs… et après?» (Quebequeses/as, musulmanes/as… Y luego ¿qué?), así como una guía pedagógica. Estos materiales pedagógicos se utilizaron en más de 60 entornos diferentes con conferencias y actividades de sensibilización para comprender mejor el islam en Quebec.

2021-06-22_annuario-126_groups

Una estrategia de trabajo en red y en coalición

El CJF participa en diversos comités, coaliciones y redes de solidaridad; mantiene lazos con organismos de base que persiguen objetivos semejantes a los suyos. A los miembros del equipo se los invita también a dar conferencias, dentro de su especialidad, con ocasión de actividades programadas por otros organismos.

Es en esta colaboración de todos los miembros del equipo con otros donde se enriquecen la reflexión y la acción, haciéndose más pertinentes, más conformes con las aspiraciones de las personas afectadas. Es en el seno de estas solidaridades donde el trabajo de pro­­moción del CJF resulta más eficaz, permitiendo crear con otros un equilibrio de fuerzas que haga posible un cambio de mentalidades y de políticas.

[Artículo de la publicación "Jesuitas - La Compañía de Jesús en el mundo - 2020", por Élisabeth Garant]

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas