Construir una cultura de protección

Al tratar de protegernos de un virus que ataca la salud física de tantas personas, no podemos olvidar la protección de los menores y de las personas vulnerables, proyecto en el que la Iglesia y la Compañía están comprometidas. En el siguiente artículo, preparado por la Conferencia de Provinciales de África y Madagascar, se describen los compromisos contraídos a este respecto en el continente africano.

En agosto de 2017, la Conferencia de los jesuitas de África y Madagasar (JCAM) lanzó un programa de protección y defensa de los niños y personas vulnerables. La iniciativa respondía directamente al llamamiento de la Congregación General 36 sobre la importancia, relevancia y urgencia de la protección de los niños en la Iglesia y en la sociedad. El principal objetivo del programa es crear, promover y mantener una cultura coherente de protección en todos los ministerios, comunidades y apostolados de la Compañía de Jesús en África y Madagascar.

Hacer que todos los ministerios, comunidades y apostolados de los jesuitas sean seguros para los niños y los adultos vulnerables es una tarea que corresponde a los superiores mayores, los jesuitas y los colaboradores. Esta forma de ver las cosas inspira la doble estrategia del programa de la JCAM. En primer lugar, ofrece adiestramiento y formación para el liderazgo de la Compañía y los child protection officers (CPOs - encargados de la protección de los niños) que sean designados. En segundo lugar, aumenta los conocimientos técnicos y equipa a los CPOs con recursos y herramientas para que faciliten a los jesuitas y colaboradores conversaciones e iniciativas de protección dentro de sus Regiones o Provincias.

Hasta el momento, el programa ha organizado una serie de intensos talleres de formación para superiores mayores, CPOs, directores de instituciones y maestros de novicios. En especial, se han incluido cursos y programas de formación sobre protección y defensa de los niños en todos los centros de formación de jesuitas de la Conferencia.

Probablemente la iniciativa más ambiciosa emprendida en el marco de este programa sea un estudio hecho en toda la Conferencia (encuesta de referencia) para identificar y evaluar el nivel de conocimiento, percepciones, actitudes y prácticas en relación con la protección en los ministerios, obras y apostolados de las Provincias y Regiones de África y Madagascar, así como los factores subyacentes que pueden facilitar o dificultar un entorno de protección.

La encuesta de referencia fue realizada por los CPOs de cada Provincia/Región. Abarcó un total de 61 estructuras apostólicas seleccionadas de las nueve Provincias, Regiones y centros de formación que constituyen la JCAM en 17 países diferentes. Entre estas estructuras había colegios, parroquias, centros sociales, hogares infantiles/orfanatos y hospitales, así como algunos apostolados que dependen directamente de la Conferencia. Durante dos meses, los CPOs llevaron a cabo 65 entrevistas y «observación participante» en inglés, francés, portugués, malgache, suajili y otras lenguas locales.

El estudio reveló varios aspectos que tienen que ver con las prácticas, conocimientos y actitudes relativas a la protección y defensa de los niños, especialmente lagunas en políticas y protocolos y también en la formación, adiestramiento y concienciación, así como la necesidad de crear un entorno de protección culturalmente sensible y adaptado al contexto para asegurar una generación libre de abusos. En esencia, el estudio confirmó la necesidad crucial de formación, educación y adiestramiento en todos los niveles de vida comunitaria, ministerios y gobierno.

Para muchas de las personas implicadas en el programa, esto es solo el comienzo de un largo proceso. Decía un CPO: «Estos son los primeros pasos de un viaje muy largo. Hay que ir paso a paso. Pero no nos cabe duda de la urgencia. Nuestras intervenciones tienen que responder a necesidades concretas y a situaciones reales». «Además», recalcaban otros, «tanto jesuitas como colaboradores debemos tomarnos en serio la llamada de la Congregación General 36 a crear una cultura coherente de protección. Esta tarea incumbe a cada jesuita y a cada colaborador de la Conferencia. Tenemos mucho que hacer para conseguir los objetivos generales del programa».

Siguiendo adelante, ahora el programa se centra en generar iniciativas creativas para alcanzar la meta de promover y mantener una cultura coherente de protección, teniendo en cuenta a los usuarios finales o sujetos y las necesidades sentidas, así como nuevas ideas. Podemos decir que estas iniciativas, inspiradas por las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía, persiguen «la adopción de claras políticas de prevención de abusos, la formación permanente de quienes están comprometidos con la misión y un esfuerzo serio por identificar las raíces sociales del abuso».

El padre Arturo Sosa ha definido una cultura coherente de protección como «un modo normal, habitual, de vivir, relacionarse y trabajar en el cual aquellos a quienes servimos, en especial los niños, se sienten siempre respetados, a salvo y amados». Esta visión está en línea con los deseos del Papa Francisco de crear una cultura del cuidado. Estas son sus palabras: «Como una madre amorosa la Iglesia ama a todos sus hijos, pero cuida y protege con un afecto particularísimo a los más pequeños e indefensos: se trata de una tarea que Cristo mismo confía a toda la comunidad cristiana en su conjunto. Consciente de esto, la Iglesia dedica un cuidado vigilante a la protección de los niños y de los adultos vulnerables». En el contexto de África, aspiramos a redescubrir valores culturales y a construir sobre las buenas prácticas que ya existen para crear y reforzar una cultura del cuidado, la protección y la defensa. Esta visión se alinea perfectamente con las PAU de la Compañía para garantizar «un entorno sano para niños, niñas y jóvenes y crear las condiciones que permitan a todos desarrollar plenamente sus potencialidades como seres humanos». Que esta visión se realice con éxito dependerá de una colaboración continua y eficaz entre jesuitas, colaboradores y compañeros en la misión.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas