Constant Lievens SJ – ante el P. Stan Swamy, un defensor de los pobres en la India

Hoy es el aniversario de la muerte del Siervo de Dios Constant Lievens SJ, cuya causa de canonización está en curso. Es uno de los grandes misioneros jesuitas que fue enviado a la India en el siglo XIX donde abogó por los excluidos y los oprimidos, iniciando así una gran tradición de apostolado jesuita con los pobres de la India. Esta es una tradición que continúa hoy en día, por ejemplo con el P. Stan Swamy, recientemente arrestado por defender a los oprimidos incomodando así a los poderosos. [Averigua más]

En la región,donde el P. Lievens ejerció su ministerio, todavía se le recuerda con cariño y después de su muerte surgió rápidamente una gran devoción entre la gente.

El P. Linus Kujur SJ, de la provincia de Ranchi, comparte una breve visión general de la vida de Constant Lievens.

[Imágenes © Archief SJ, KADOC, Leuven]

Por Linus Kujur SJ - Provincia de Ranchi

Padre Constant Lievens, SJ (1856-1893)

El Apóstol de Chotanagpur, Norte de la India

Nacido el 10 de abril de 1856, Constant Lievens creció en una familia cristiana flamenca de agricultores en Bélgica. Fue a la escuela parroquial de Moorslede, donde le gustaba aprender el catecismo. Viendo su interés, el párroco lo animó a seguir estudiando. En aquel tiempo, tener una educación a menudo significaba llegar a ser sacerdote. La idea era atractiva para Constant, y se entregó por completo a ella destacando en los estudios.

El joven tenía un gran futuro en el mundo, pero decidió convertirse en caballero de Dios y rechazar todo lo que era bajo y vano, vergonzoso y contrario al bien. En 1877, entró en el seminario mayor de Brujas, pero atraído por el espíritu misionero de los jesuitas, entró en la Compañía de Jesús.

Ingresó en el noviciado jesuita en 1878, en Drongen, e inmediatamente después de sus votos, su Provincial lo envió a Bengala Occidental, en la India. Allí completó sus estudios teológicos y se ordenó sacerdote en 1884. Pronto fue destinado a Chotanagpur, donde algunos jesuitas habían estado trabajando durante quince años sin mucho éxito pastoral.

El 18 de marzo de 1885, Lievens llegó a Ranchi para explorar nuevas posibilidades para la Iglesia. Primero se estableció en Jamgain; visitó a la gente durante unos meses para conocer sus condiciones de vida y su cultura. Luego, Lievens se trasladó a Torpa, un lugar más desarrollado con una oficina de correos y una comisaría de policía. Allí conoció la larga lucha del pueblo por la justicia contra los terratenientes. Así que cuando empezó a ayudar legalmente a la gente a recuperar sus tierras, muchos acudieron a él.

Cuando Lievens regresó a Ranchi en 1887, muchos le siguieron desde todos los rincones de la región de Chotanagpur. Les dejó claro que había venido para su felicidad tanto espiritual como material. Numerosas personas aceptaron su mensaje y abrazaron la fe en Cristo. Lievens los organizó en pequeñas comunidades y construyó una capilla con una escuela para cada una de ellas, bajo el cuidado de un catequista y un maestro. Trabajó durante unos siete años con energía, cayó enfermo y tuvo que ir a Bélgica con la esperanza de volver a la India. Pero, lamentablemente, murió allí el 7 de noviembre de 1893. Sólo tenía 37 años.

Desde entonces, la Iglesia de Chotanagpur ha crecido en una fe, basada en la justicia y la educación. Le debe mucho al P. Constant Lievens. Ya es un Siervo de Dios, y su causa de beatificación y canonización está en marcha.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas