100 días de encarcelamiento del Padre Stan Swamy – Un desafío a decir la verdad al poder

Por Xavier Jeyaraj, SJ

El 15 de enero, el padre Stan Swamy cumple 100 días de encarcelamiento en la prisión de Taloja en Mumbai. Yo estuve dos días, el 9 y 10 de enero, en Bagaicha - Ranchi, el centro de coordinación zonal de las 5 provincias jesuitas del centro de la India. Me reuní con los tres jesuitas que han sido compañeros de Stan durante los últimos 2 años y que le han acompañado durante esos difíciles días de investigación y arresto por la Agencia Nacional de Investigación. En nombre del Padre General y de muchos de nosotros, que hemos estado diciendo “Estamos con Stan” y que pedimos su liberación inmediata, expresé mi solidaridad y apoyo continuo a Stan y a todos los demás que estuvieron con las tribus vulnerables y las comunidades marginadas y que ahora se enfrentan al encarcelamiento.

Llegué a (en) Bagaicha en la madrugada del 9de enero. Todo parecía normal, excepto que Stan no esperaba afuera para recibirme con su calor y afecto. Sin embargo, la habitaciónen la que generalmente se alojaba estaba abierta de par en par. Le pregunté al Padre Salomón, “¿por quéestá abierta la habitación y quién se queda allí ahora?” Me dijo: “Aquí es donde te vas a quedar estos días”. Me sentí profundamente privilegiado.

Narrando la horrible noche del arresto, el P. David Solomon dijo: “Stan tuvo la premonición de que iba a ser arrestado y estaba preparado. Tres días antes del arresto, noté una especie de brillo en su rostro. Permaneció bastante sereno y recogido y pasó largas horas en la capilla cada mañana. Dentro de mí me sentía bastante agitado, pero él estaba tranquilo. En un momento dado, después de una discusión, se levantó y dijo: ‘Me voy’”.

2021-01-15_fr-stan_ph01 2021-01-15_fr-stan_ph02 2021-01-15_fr-stan_ph03 2021-01-15_fr-stan_ph04 2021-01-15_fr-stan_ph05 2021-01-15_fr-stan_ph06 2021-01-15_fr-stan_ph07 2021-01-15_fr-stan_ph08 2021-01-15_fr-stan_ph09

Stan ha sido un hombre de principios y convicciones. Sebastián, otro compañero jesuita en Bagaicha dijo: “Stan había preparado una carta para enviar a todos sus amigos y parientes, donde mencionaba que se pondría en huelga de hambre, en caso de ser arrestado. Ahora que estaba arrestado, estaba preocupado por lo que le sucedería. Me sentí aliviado cuando escuché que estaba comiendo en la prisión”.

La detención del padre Stan hace 100 días ha despertado la conciencia de millones de personas sobre la dura realidad de las atrocidades cometidas por el Estado en contra de los “defensores de los derechos humanos” en la India. Ha unido a todas las personas de pensamiento correcto para que se unan en la lucha contra la injusta “Ley de (prevención de) actividades ilícitas” que no respeta los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos, bajo el manto del “nacionalismo”. Cualquiera que hable en contra del gobierno en el poder o de sus políticas es tachado de “antinacional” y “terrorista” y puesto en prisión sin juicio. En los últimos tres años, alrededor de 4.000 personas han sido arrestadas bajo esta ley draconiana y se están pudriendo en la cárcel.

“No soy un espectador silencioso” resuena en muchas de las campañas y protestas alrededor del mundo. En su mensaje de Año Nuevo desde la prisión, Stan escribe:

Que el año nuevo
Traiga un nuevo despertarA todos nosotros.

Que el nuevo despertar
Encienda una nueva llama
En nuestros corazones.

Que la nueva llama
Nos ayude a discernir la verdad de la falsedad
Y a aferrarnos a la verdad.

Que la verdad nos envalentone
Para decir la verdad al poder
Y estar preparados para pagar el precio.

Padre Stan Swamy

#StandWithStan


 

MÁS INFORMACIÓN
2021-01-15_fr-stan_collage-450
Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas