Las religiosas y la crisis de los abusos

2019-04-04_leadership-meeting-murray_main

"Debes prestar atención a la persona que cuenta el relato."

El encuentro "Discernimiento y Liderazgo" prolongó el tema de los abusos con otra persona experta, la Hna. Pat Murray IBVM, secretaria ejecutiva de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG). La UISG representa a más de 2.000 congregaciones religiosas femeninas que suman casi tres cuartos de millón de religiosas.

La Hna. Pat comenzó su charla evocando algunos de los abusos que han tenido lugar a manos de religiosas: desde los escándalos de las lavanderías hasta los castigos corporales. Describió algunas de las conversaciones que ha mantenido con compañeras religiosas, que muchas veces se sienten abrumadas por el alcance del problema. “Les digo regularmente a las hermanas cuando les hablo que las mujeres y los hombres religiosos están siendo juzgados por su conducta pasada según las normas actuales, y les digo a las hermanas una y otra vez, ‘su comportamiento hoy será juzgado según las normas futuras de su país’.”

Después de enumerar algunos de los pasos concretos que las órdenes religiosas deben adoptar para proteger a niños y jóvenes adultos, la Hna. Murray pasó a debatir un capítulo del escándalo de abusos que por mucho tiempo ha quedado en la sombra: los abusos que religiosas han sufrido a manos del clero. La Hna. Murray leyó informes que describían cómo las hermanas habían sido rutinariamente ignoradas cuando trataban de desvelar el abuso físico o emocional, cómo sacerdotes que abusaban de las religiosas eran simplemente mutados, mientras que las mujeres que habían violado eran expulsadas de su congregación y cómo algunos Obispos se permitían despojar de recursos financieros, de propiedades y de obras apostólicas a comunidades de religiosas.

La Hna. Murray insistió en la necesidad de formar religiosas mejor preparadas para una vida fuera de la “vida de convento”. “Hay que alejarse de la obsesión por el número de vocaciones, y en su lugar mirar la calidad de la vida vivida.” A medida que las congregaciones religiosas femeninas vayan cambiando bajo mociones del Espíritu Santo, la Hna. Murray espera que sean escuchadas y ocupen el lugar que les corresponde y así tracen su propio futuro ministerial y comunitario.

“Sobre todo, es necesario un cambio fundamental en la actitud de la Iglesia hacia la mujer. Es el gran desafío de desmantelar la estructura de poder, ya sea que la llamemos clericalismo o ‘jerarquismo’, y dar a las mujeres posiciones en las que realmente estén involucradas en la toma de decisiones”.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas