A invitación del Papa Francisco, rezamos por las vocaciones

Cada año en este tiempo de Pascua, en el Domingo del Buen Pastor, oramos por las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal. Existe una necesidad real de personas dedicadas y creativas que quieran servir a Cristo por ese camino en el mundo. Siempre serán una minoría en número, pero forman una parte esencial de la Iglesia en su marcha adelante. Necesitamos religiosas, religiosos y sacerdotes prestos a servir a la gente, que consideren su liderazgo como un servicio y no como un poder, dispuestos a lavar los pies de sus hermanos y hermanas, decididos a involucrarse en el remolino de la vida diaria de todos, y conscientes de su propia vulnerabilidad y fragilidad aunque, sin embargo, se sientan llamados a ser discípulos de Jesús.

En los últimos años, la Iglesia está experimentando un profundo cambio y, en este período de coronavirus, cambia aún más rápidamente. Han surgido la necesidad y el deseo de tantos católicos y cristianos de seguir conectando con su fe y hallar formas de practicar el culto juntos. En las últimas décadas, especialmente en el mundo más secularizado, a menudo se oye a la gente decir “No soy religioso... pero tengo una espiritualidad”; a menudo dicha espiritualidad era muy íntima y oculta. Sin embargo ahora, durante esta pandemia de COVID-19, están emergiendo nuevas preferencias, por ejemplo, la conciencia de que ello no es suficiente, que necesitamos el apoyo de los hermanos y hermanas en la fe. Hemos visto ofertas de misas en línea, oraciones en línea, recursos para que los católicos puedan rezar en familia. Todo esto indica que algo nuevo está emergiendo. Ignoramos dónde estaremos dentro de cinco o diez años, pero sabemos que Dios sigue con su Iglesia y que nos ayudará y guiará. Lo que debemos hacer es estar abiertos y escuchar al Espíritu.

2020-05-02_vocations_main

En este Día Mundial de las Vocaciones, podemos orar para que el Espíritu de Dios inspire a jóvenes a unirse a la vida religiosa y al sacerdocio. Necesitamos personas con ideal e imaginación que avancen, desinteresadamente, en un servicio humilde.

Hay bastantes recursos disponibles en internet. La Provincia de España, por ejemplo, ha producido una serie de vídeos (véase la sección ¿Jesuita, yo?).

Y recuerde: si ya es sacerdote, religiosa o religioso, madre o padre, abuela o abuelo, rece para que el Espíritu de Dios anime a la Iglesia en este Pentecostés; y para que parte de dicha inspiración llegue a ser un llamamiento a los jóvenes para que sirvan como religiosos y religiosas o sacerdotes. Son vocaciones tan importantes para la vida y el bienestar de las comunidades de fe hoy en día.

Léase el "Mensaje del Santo Padre Francisco para la 57 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones".

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones con los medios de comunicación.

Noticias relacionadas