Promover la justicia por medio de la asistencia jurídica en la India

En 2002 un grupo de refugiados tribales Garo vino a pedirme que fuera su abogado en una Public Interest Litigation (PIL - Demanda de interés público) ante el Tribunal Superior de Gauhati. Representaban a más de 10 000 refugiados que vivían en el pueblo de Sojong, en el distrito Karbi Anglong, del estado de Assam. El Gobierno de la India les había adjudicado en 1947 una zona de bosque donde asentarse. En 2002, el gobierno del estado pretendió echarlos, afirmando que habían ocupado zonas de bosque reservadas. El 22 de mayo de 2005, el tribunal ordenó al gobierno que no alterara sus derechos de posesión hasta que se tomara una decisión objetiva. Siguen disfrutando de la posesión hasta el día de hoy.

De forma similar, un pequeño grupo de abogados jesuitas no solo se han estado ocupando de casos individuales de defensa de derechos civiles y políticos, sino que también se han comprometido con la defensa de los derechos socioeconómicos y culturales de los pobres, los marginados y los vulnerables.

Desde el año 2007 he estado trabajando para conseguir el Minority Status Certificate (Certificado de estatus de minoría) para más de 300 instituciones educativas en el nordeste de la India. El abogado jesuita K.M. Joseph, de la Provincia de Patna, ha estado defendiendo los derechos de las minorías y resistiéndose a la interferencia del Estado en la administración de sus instituciones educativas en el centro de la India. También ha conseguido liberar a varios trabajadores forzados de las garras de los terratenientes. Los abogados jesuitas de la Provincia de Madurai, a través de Legal Action, Advocay Services (Acción jurídica, Servicios de abogacía), han luchado en batallas similares para liberar a trabajadores forzados y reclamar igualdad de derechos para los dalits.

Los abogados jesuitas que defienden activamente los derechos de los pobres han inspirado a otros religiosos a emprender apostolados de ayuda jurídica.De los más de 1000 religiosos graduados en derecho que hay en la India, unos 300 practican la abogacía en diversos tribunales. De unos 80 jesuitas graduados en derecho, 20 ejercen como abogados, mientras que otros utilizan sus conocimientos en el apostolado al que están destinados, con especial atención a las áreas rurales.

2020-09-22_annuario-94_sj

En 2004, el Consejo de la Abogacía (Bar Council) de la India rechazó el acceso de los sacerdotes y religiosas a la profesión legal, aduciendo que su mismo modo de vida es ya una profesión y que un abogado no puede practicar dos profesiones simultáneamente. Catorce años después, el 15 de septiembre de 2017, el Tribunal Supremo de la India confirmó la disposición del Tribunal Superior de Kerala, afirmando: «Los religiosos que estén legalmente cualificados pueden ejercer como abogados y no hay ninguna prohibición que se lo impida». El juez que presidía el Tribunal Superior había dicho: «Me parece que la entrada de tales personas solo añadirá lustre a la profesión, que está necesitada de personas abnegadas y dedicadas que asuman las causas de los oprimidos y de la protección del medio ambiente sin preocuparse de cuánto se les paga».

La creación de una conciencia jurídica, mediante jornadas de iniciación al derecho y publicaciones que divulgaban información jurídica útil, tuvo un efecto multiplicador en otras instituciones, las cuales publicaron también folletos para educar a las masas sobre diversos recursos legales con un lenguaje sencillo, sin jerga jurídica. Cuando se aprobó la ley sobre «el derecho de los niños a la educación gratuita y obligatoria», UNICEF invitó a la Legal Cell for Human Rights (Célula jurídica por los derechos humanos) de la región de Kohima a dirigir 100 sesiones en áreas rurales para dar a conocer las disposiciones de esta legislación. En algunos centros, los abogados jesuitas han formado a personas «parajudiciales», que acercan la ley hasta las mismas casas de la gente. La preparación formal y el trabajo de campo han perfeccionado sus habilidades para ayudar a la gente a reclamar sus derechos.

En el año 2017, la Provincia de Karnataka fundó el St. Joseph College of Law (SJCL - Facultad de Derecho de San José), la primera facultad de derecho jesuita. Para exponer a los alumnos a los desafíos reales, se ha diseñado un riguroso currículo, actual y progresivo, que tiene en cuenta las necesidades de una formación jurídica moderna.

2020-09-22_annuario-94_meeting

Inspirado por el espíritu de la Congregación General 32 y conmovido por el drama de los pobres tribales de Guyarat, el primer abogado jesuita de la India, P.D. Mathew, concibió la idea de dar ayuda jurídica a los pobres y se puso a estudiar derecho en 1976. En 1981, su programa de ayuda jurídica en el Indian Social Institute (ISI - Instituto Social Indio) de Delhi se convirtió en el Departamento de Derechos Humanos y Formación, que promovió varias PIL para defender los derechos humanos de los sin voz, especialmente trabajadores forzados y menores de edad. Viajando incluso a los lugares más remotos del país, se dedicó a formar «abogados de primeros auxilios». Publicó una serie de más de 250 folletos breves de formación jurídica que se han hecho muy populares, incluso entre gente con estudios. De esta manera, su esfuerzo acercó el derecho hasta las puertas de la gente sencilla en su propia lengua. Su modesto boletín jurídico mensual, que comenzó en abril de 1984, escrito en un lenguaje fácilmente comprensible, se ha convertido en la revista mensual Legal News & Views.

En septiembre de 2018, como respuesta a las crecientes violaciones de los derechos humanos bajo el gobierno de derechas de Delhi, el ISI creó el Centre for Human Rights & Law (CHRL - Centro para los derechos humanos y la ley) con el fin de intervenir en cuestiones y problemas a los que se enfrentan las minorías: mujeres, niños, tribales, dalits y otros sectores excluidos de la sociedad. A la vez que sensibiliza y promueve los derechos humanos mediante sesiones de alfabetización, formación y creación de redes, y a la vez que fomenta la resolución extrajudicial de conflictos, el CHRL asume demandas cuando es inevitable y ofrece apoyo a organizaciones afines.

Estos diversos esfuerzos de asistencia jurídica, formación y adiestramiento de la Provincia de Karnataka y de la Región de Kohima ayudan a los desfavorecidos a encontrar su propia voz y hacerla oír con claridad. Ante la desigualdad, en la Provincia seguimos uniendo nuestras voces con los que sufren discriminación y, juntos, exigimos justicia y trabajamos por una India mejor.

[Artículo de la publicación "Jesuitas - La Compañía de Jesús en el mundo - 2020", por Ravi Sagar SJ]

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas