Revitalizar la educación para la generación COVID-19

En el momento de la pandemia de coronavirus, el mundo de la educación se enfrenta a grandes retos. Incluso antes de la COVID, en muchas partes del mundo, el acceso a la educación no estaba asegurado para todos los niños, especialmente las niñas. La COVID-19 cerró muchas escuelas y aisló a los jóvenes unos de otros. Si bien en muchos lugares se han elaborado programas de acceso a distancia, es evidente que la experiencia de la enseñanza en línea no sustituye la cercanía de un profesor a su grupo de alumnos. Esto es especialmente válido para los jóvenes con dificultades de aprendizaje, para quienes las condiciones actuales pueden acentuar su atraso. O incluso hacer que abandonen la escuela.

La revista jesuita AMERICA (EE.UU.), ha llamado la atención sobre estas deficiencias de la educación a distancia, subrayando cómo las interrelaciones sociales son una parte importante de la experiencia educativa, especialmente al principio de la trayectoria escolar. La misma publicación, en otro artículo, examinó una dimensión importante de la provisión en las instituciones jesuitas, esta vez a nivel universitario. La pastoral en los campus ha tenido que renovarse y reinventarse. Las actividades de los servicios pastorales siempre se han basado en la proximidad, las relaciones interpersonales, el acompañamiento individual o grupal. Ha sido necesario abrir salas de chat virtuales, procurar asesoramiento en línea, ofrecer celebraciones por Zoom y herramientas de meditación e incluso podcastsde yoga ignaciano.

En casi todos los países del mundo donde la Compañía de Jesús está presente, a menudo es conocida principalmente por sus instituciones educativas. Sí, podemos pensar en universidades famosas, pero también en un gran número de escuelas secundarias que llevan orgullosamente los nombres de Ignacio, Javier, Bellarmino, Gonzaga. Sobre todo, no hay que olvidar las importantes redes de escuelas que atienden en primer lugar a los jóvenes de sectores populares o desfavorecidos, jóvenes que sin la contribución de la experiencia jesuita en materia de educación, podrían encontrarse rápidamente entre los excluidos del mundo en ciernes. Pensamos aquí en la red Fe y Alegría, lanzada en América Latina pero que sigue extendiéndose a otras partes del mundo, incluida África. También existen las redes Nativity y Christo Rey que, en los Estados Unidos, atienden principalmente a jóvenes inmigrantes.

2021-01-25_eduication_school

La innovación en la educación a distancia ha dejado su huella en el mundo de la educación jesuita: en muchos países se han reorganizado los programas para ofrecer la gran mayoría de los cursos en línea. Pero el proyecto JWL (Jesuit Worldwide Learning), que fue lanzado hace unos años, es particularmente adecuado para esto. Su objetivo es servir directamente a los jóvenes de entornos desfavorecidos. Ofrece un programa de aprendizaje a distancia apoyado por la atención personalizada a los estudiantes y el compromiso de mejorar sus condiciones de vida. Este proyecto llega a los jóvenes en campos de refugiados, una necesidad apremiante. Se ha comprobado que, como el tiempo de permanencia de las familias en los campamentos se ha alargado mucho, se desperdician vidas cuando se priva a un niño, adolescente o joven adulto del acceso a la educación durante años. Por lo tanto, el JWL proporciona acceso a una educación de alta calidad en muchos campamentos, pero también en barrios marginales, zonas remotas o entornos de crisis. Su enfoque alienta la creación de vínculos, ya que favorece el establecimiento de grupos multiétnicos e interreligiosos.

En resumen, las redes educativas jesuitas pueden participar plenamente en los objetivos de la UNESCO para el tercer DíaInternacional de la Educación el 25 de enero. Este día tiene como objetivo animar a todos los actores del mundo de la educación a relanzar y revitalizar la educación para la generación COVID-19. La UNESCO dice que las circunstancias difíciles y excepcionales de la pandemia deben aprovecharse para hacer avanzar la educación intensificando la colaboración y la solidaridad internacionales a fin de situar la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida en el centro del proceso de recuperación. Es un camino que pone a la gente en el centro del mundo post-COVID.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas