El Papa Francisco no olvida nunca a los refugiados – Carta al Centro Astalli

Esta foto, sacada al inicio de su pontificado - y antes de este tiempo de distanciación social - fue tomada durante la primera visita del Papa Francisco al Centro Astalli en Roma, la obra del JRS (Servicio Jesuita a Refugiados) en Italia. Todos sabemos lo mucho que la suerte de los refugiados ha sido y sigue siendo una gran preocupación para Francisco. Como prueba de ello, ha visitado campos de refugiados en varias ocasiones.

Hace dos semanas, el director del Centro Astalli, el padre Camillo Ripamonti, se llevó la sorpresa de recibir una carta del Papa. Él agradecía al Centro Social por enviarle un ejemplar de su informe anual 2020. Considerando el número de documentos que se envían al Santo Padre, el hecho de que se tomara el tiempo no sólo de leer el informe sino de escribir una carta sobre él es un claro testimonio del aprecio del Papa por el trabajo del JRS.

El Papa Francisco decía: “Quisiera expresar mi sincero agradecimiento a usted, a su personal y a los voluntarios por la valentía con la que se enfrentan al ‘desafío’ de la migración, especialmente en este tiempo delicado para el derecho de asilo, en el que miles de personas huyen de la guerra, la persecución y las crisis humanitarias graves. Que vuestro ejemplo sirva de inspiración a la sociedad para un compromiso renovado de auténtica cultura de acogida y solidaridad.

Mi pensamiento se dirige también a los refugiados que acogéis con amor fraterno: estoy espiritualmente cerca de todos con la oración y el afecto y les exhorto a tener confianza y esperanza en un mundo de paz, justicia y fraternidad entre los pueblos.”

2020-06-05_astalli-papa_door

En el entorno jesuita, esta cercanía, este amor fraterno de Francisco por los refugiados se ha manifestado elocuentemente por el apoyo que ha dado a la sección “Migrantes y refugiados” del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. En diciembre pasado el responsable de esta sección, el jesuita Michael Czerny, fue nombrado uno de los cardenales de la Iglesia, y así el Papa subrayó cuán central es el trabajo de este equipo en su manera de ver la presencia de la Iglesia en el mundo de hoy.

La sección de Migrantes y Refugiados ha sido y sigue siendo muy activa en esta época de la pandemia de COVID-19. Ha publicado varios documentos y ha iniciado diversas acciones como parte de una campaña titulada “COVID-19: ¡Nadie debe ser olvidado!”. En efecto, la trampa existe: cuando las personas - o los pueblos - se enfrentan a dificultades reales, pueden centrarse en sus propios intereses y olvidarse de aquellos que también están experimentando grandes dramas existenciales. Ése es el caso de tantos refugiados por todo el mundo.

En su último boletín semanal, la campaña “¡Nadie debe ser olvidado!” destaca las iniciativas de diversas iglesias nacionales, congregaciones religiosas y centros sociales que están ayudando a los migrantes y refugiados a comprender la pandemia y a tomar las medidas necesarias para protegerse de la enfermedad. Todo ello pone en práctica el deseo del Papa Francisco que ha dicho: “Sólo podemos superar esta emergencia actuando como una comunidad mundial unida.”

Para tener acceso a todos los documentos de esta campaña, haga clic aquí.

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas