En los hechos, de hecho…

2020-03-16_social-ministries_main

"¡Oh! Cada vez que escucho que 'todo pobre, mujer o niño
es Jesucristo, Dios, que murió por mí',
su vida se convierte en una paradoja...”

Es Joseph Murray Abraham, misionero jesuita canadiense, pionero del apostolado social en Darjeeling, quien lo escribe así en sus memorias. Cada vez que el estilo de vida, el tipo de trabajo y cualquier aspecto de la vida de un jesuita entra en contacto real con “los excluidos”, se ve sometido a fuerte crisis. La Preferencia Apostólica Universal de "caminar con los pobres y los excluidos" significa un fuerte apoyo para la labor misionera de la Provincia de Darjeeling.

Hayden Hall, inició humildemente su obra “Desarrollo Humano a través del Amor y el Servicio” en 1969, junto al P. Edgar Burns y un grupo de colaboradores laicos. Luego, a lo largo de los cincuenta años siguientes, la semilla ha ido creciendo hasta convertirse en un hermoso árbol que transforma la vida de muchas personas. La filosofía de Hayden Hall es lograr que las mujeres se ayuden a sí mismas, de modo que se produzca un efecto dominó positivo en sus hijos y familias. En el presente se organizan programas de atención a la salud materno infantil, de alfabetización, desarrollo de aptitudes y de generación de ingresos, vivienda para gente sencilla, campañas de alimentación, atención a los ancianos y víctimas de abusos, desarrollo comunitario y liderazgo laico.

2020-03-16_social-ministries_jesu-ashram

Bob Mittleholtz, hermano jesuita y misionero canadiense, preocupado por la difícil situación de los enfermos, los ancianos y los leprosos abandonados en las calles y estaciones de ferrocarril de Siliguri, abrió el Jesu Ashram para indigentes en 1971. Este hospicio caritativo es una misión única de la Compañía de Jesús, con más de 300 camas para pacientes internos. Además de servicios generales, el trabajo principal del Ashram es ofrecer atención a enfermos de tuberculosis (admite y trata más de 1000 pacientes al año), leprosos (hasta ahora se han tratado más de 8000 casos) y pacientes de cáncer. Ha llegado también a más de 2000 personas que padecen VIH-SIDA, trabajando en colaboración con el gobierno local y la Organización Mundial de la Salud. Estas personas socialmente aisladas encuentran en el Jesu Ashram un hogar. El Ashram, además de su trabajo en el Centro, llega a las personas que trabajan en las plantaciones de té, haciendo entre ellas encuestas de salud, proporcionándoles atención médica y organizando cursos de sensibilización y de capacitación de trabajadores sanitarios.

En 1975 echó a andar el Centro Social y Agrícola San Alfonso (SASAC), con el lema “Ayudar a los pobres a ayudarse a sí mismos”. El Padre Joseph Murray Abraham, viendo la difícil situación de tantos excluidos, quiso poner a su disposición una oportunidad para que accediesen a la educación, a una mejor agricultura, ganadería y silvicultura, para la construcción de casas y un liderazgo laico. El tiempo ha ido introduciendo cambios y el trabajo ha adquirido nuevas dimensiones al crecer la colaboración de los laicos. Se ha promocionado grandemente el programa de desarrollo económico, el de educación de pobres y niños necesitados y el del cuidado del medio ambiente.

2020-03-16_social-ministries_women

A finales del siglo XIX, llegaron numerosos trabajadores migrantes de la India central hasta este cinturón nororiental, en las estribaciones de Darjeeling, con el fin de limpiar el bosque y convertirlo en plantaciones de té. Eran predominantemente población tribal y sus vidas siempre han sido duras en las plantaciones de té, recibiendo un salario mínimo como pago a un trabajo duro y viviendo en refugios temporales e instalaciones miserables. Ocupaban y ocupan el escalón inferior de la escala social. Los jesuitas de Darjeeling, deseosos de establecer un apostolado social, crearon en 2013 el Centro de Desarrollo e Investigación de la Vida Humana (HLDRC), con programas de acción social y de desarrollo de diversa índole: creación de comunidades autosuficientes (tras el cierre de las plantaciones de té y de los medios tradicionales de vida), formación de grupos de autoayuda, centros de estudio, proyectos de viviendas, campañas a favor del derecho a la alimentación y de concienciación sobre los planes gubernamentales, derechos laborales, ayudas legales y tráfico de personas.

Resumimos así algunas de las obras que se ocupan formalmente de hacer acción social y desarrollo en esta Provincia. Naturalmente también las parroquias y las instituciones educativas viven la preferencia apostólica de “caminar con los excluidos”. San Henry Newman, que nos guía en nuestra preferencia apostólica junto con nuestro fundador San Ignacio de Loyola, escribía así: “no se puede mostrar el amor con palabras, ni con sentimientos, sino sólo con hechos”. ¡En los hechos, de hecho!

Comparte este artículo:
Publicado por Communications Office - Editor in Curia Generalizia
Communications Office
El Servicio de Comunicaciones de la Curia General publica noticias de interés internacional sobre el gobierno central de la Compañía de Jesús y sobre los compromisos de los jesuitas y sus partenarios. También se encarga de las relaciones públicas.

Noticias relacionadas